La lucha por la regulación entre Ayuntamiento y Comunidad

 In Alquiler Vacacional

La lucha por la regulación de los pisos turísticos entre el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid

 

La lucha por la regulación del alquiler vacacional está más de actualidad que nunca. Desde la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos efectuada a través de la Ley 4/2013, de 4 de junio de 2013, de medidas de flexibilización y fomento del mercado de alquiler de viviendas, cada comunidad posee un registro en el que hay que inscribir las viviendas y los apartamentos turísticos o vacacionales.

A partir de esta ley, las Comunidades Autónomas comenzaron a regular sin mucho ruido, y Madrid aprobó el Decreto 79/2014 para regular los “Apartamentos Turísticos” y las “Viviendas de Uso Turístico”. Este decreto estableció la obligación de registrar los alquileres turísticos a través de declaración responsable además de otras obligaciones como ya vimos en el post sobre cómo legalizar tu vivienda de uso turístico en Madrid. Lee nuestro artículo sobre las diferencias entre los Apartamentos Turísticos y las Viviendas de Uso Turístico.

 

 

La reforma de la Comunidad de Madrid

En Junio de 2017, el gobierno de la Comunidad de Madrid liderado por Cristina Cifuentes presentó una propuesta para modificar el Decreto de 2014 con el siguiente objetivo: “adecuar  la normativa vigente  a los pronunciamientos judiciales sobre las viviendas de uso turístico que ha habido en los últimos años y dar respuesta a las necesidades que se han advertido en la utilización de dichas viviendas.” En concreto esta nueva regulación del alquiler vacacional trata siete puntos:

  1. Eliminar el requisito de alquilar por tiempo inferior a 5 días.
  2. Definir de manera precisa el concepto de Canales de Oferta Turística
  3. Crear el certificado de idoneidad para vivienda de uso turístico  (CIVUT)
  4. Introducir nuevas obligaciones como  disponer de hojas de reclamación, tener contratado un seguro de responsabilidad civil o establecer la obligación a los propietarios o gestores de remitir a la Direccion General de la Policia la información relativa a los usuarios de las viviendas de uso turístico.
  5. Recoger de manera expresa los derechos y obligaciones de los usuarios, con especial incidencia en este último caso al cumplimiento de las reglas básicas de convivencia cívicas.
  6. Se introduce la posibilidad de prohibir la implantación de las viviendas de uso turístico en aquellas Comunidades de Propietarios cuyos Estatutos así lo recojan de forma expresa.
  7. Se eliminan los actuales conceptos de “habitualidad”, el plazo mínimo de ejercicio de la actividad y la prohibición de que las viviendas de uso turístico no puedan cederse por habitaciones.

El gobierno de Cristina Cifuentes fue criticado por promover esta modificación en verano pero el hecho es que a día de hoy 03/12/2018 la modificación sigue sin ser aprobada y los partidos rivales y asociaciones de vecinos e incluso el ayuntamiento de Madrid han presentado alegaciones al proyecto. De hecho el ayuntamiento de Madrid, a pesar de no tener competencias en materia de turismo, presentó en diciembre un plan de regulación de las viviendas de uso turístico empezando una batalla regulatoria que nos tiene a todos en vilo.

 

La presión del Ayuntamiento de Madrid

Entre las medidas que pretende establecer el ayuntamiento con ese plan está la necesidad de que los “alojamientos que se destinen al uso turístico bajo el principio de unidad de explotación empresarial, en su totalidad y por tiempo superior a tres meses al año”,  cuenten con una licencia de actividad económica además del registro como empresa turística que ya exige la Comunidad de Madrid. Para desarrollar esta norma, el consistorio ha ordenado la elaboración de un Plan Especial destinado a actualizar la regulación urbanística de la implantación de establecimientos hoteleros, albergues, hoteles, apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico cuando conviven con otros usos como el residencial o industrial en el mismo edificio.  Es decir, el ayuntamiento regula a través de sus competencias en urbanismo y no en turismo pues, de hecho, no las tiene.

Ya en Febrero de 2018, supimos que el ayuntamiento decretaba de manera cautelar y mientras se redacta y tramita el Plan Especial, la suspensión durante un año del otorgamiento de licencias, para todas las modalidades de alojamiento turístico en los siguientes barrios: Palos de Moguer (Distrito de Arganzuela); Recoletos y Goya (Distrito de Salamanca); Trafalgar (Distrito de Chamberí); y Argüelles (distrito de Moncloa-Aravaca). El ayuntamiento por tanto, no otorgará licencias de actividad económica. Sin embargo, la norma que permite otorgar dichas licencias, es decir, el Plan Especial, todavía no ha entrado en vigor. Por lo tanto, se da la paradoja de que el ayuntamiento exige una licencia que todavía no puede otorgar pero que además, se niega a otorgar a través de una moratoria… Sencillo ¿eh?

Lo que sí que han empezado desde diciembre de 2017 son las inspecciones del ayuntamiento. Inspecciones que se realizan a establecimientos que hayan recibido denuncias y que ya empiezan a dar sus frutos pues entre diciembre de 2017 y enero de 2018 el ayuntamiento ha inspeccionado 106 alojamientos. De estos, 63 tendrán que cesar su actividad por falta de licencia 47 apartamentos turísticos y 16 viviendas de uso turístico. Sin embargo, el ayuntamiento no puede imponer ninguna sanción, sino que simplemente ordenan el cese de una actividad económico según la ley urbanística. A partir de la aprobación del Plan Especial, seguramente empezaremos a ver la imposición de sanciones.

El 95% ilegales

La última notica del ayuntamiento llegó el 10 de mayo. Según el delegado de desarrollo sostenible José Manuel Calvo, el ayuntamiento ilegalizará el 95% de las viviendas turísticas del distrito centro. A partir de la aprobación y entrada en vigor del Plan Especial, las VUT deberán tener un acceso independiente desde la calle, al igual que los hoteles, hostales y demás alojamientos turísticos. Dado este nuevo requisito, un 95% de las VUT actuales no podrán seguir operando.

Rueda de prensa: https://www.youtube.com/watch?time_continue=344&v=-08B-Tic_6c

Además, el Plan divide la ciudad en cuatro áreas en función de los alojamientos turísticos que soporten. El área 1 es el distrito centro, el área 2 es el centro histórico, -los distritos de Chamberí, Arganzuela y parte de los de Salamanca y Retiro y el barrio de Arguelles en el distrito de Moncloa-, El área 3 se delimita al entorno -resto de la almendra central y zonas de Puerta del Ángel, Príncipe Pío y Chamartín, y el área 4 es el resto de la ciudad.

Las medidas que plantea el equipo de la alcaldesa, Manuela Carmena, incluyen la prohibición total de cambio de uso residencial a terciario en las zonas A1 y A2, la prohibición de abrir cualquier tipo de vivienda turística en edificios de uso residencial, salvo que cuente con acceso independiente desde la calle o la exigencia de un plan especial autorizado por el Ayuntamiento para los cambios de uso en el resto de áreas.

 

¿Cual es el próximo paso?

Suscríbete a nuestra newsletter si quieres que te informemos sobre los próximos cambios y, si además, quieres poner en marcha tu vivienda turística aquí puedes tramitarla al completo.

 

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar